Poema: "Hoja en blanco"



Como esa brisa que sin pudor acaricia la pradera,
robando los perfumes que en ella permanecen inertes,
soy el ladrón de las susurrantes voces de la calle,
que quiere manchar las hojas yertas del blanco papel.

En improbables letras teñir la palidez del desnudo,
de la soledad que en cierne expectante y creciente,
que ha de florecer precoz en el tumulto silencioso,
en los sordos lamentos arrastrados en la pendiente.

Como un pobre rebaño caminando hacia el matadero,
veo sueños frustrados de miles de almas inocentes,
transitando hacia su fin sin esperanza ni consuelo,
en un conglomerado absurdo de anhelos y muertes.

¿Cómo despertarlos del letargo infame que los sujeta?
si mis paupérrimos gritos se pierden en los abismos,
creados en la conciencia profanada como marionetas,
han de continuar negándose a la vida y a su sentido.

No tendré excusas por lo imperceptible de mí voz,
no hallaré lenitivo ni báculo que me den sosiego,
he de cargar eterna la culpa de mi erróneo destino,
si ha de perdurar mi alma en vacía hoja en blanco.


Poema: "Si la tristeza gobierna las ilusiones"



Si la tristeza gobierna las ilusiones,
si la nostalgia domina las alegrías,
los deseos serán lamentos burdos,
creando con su luz solo sombras y
en el manto de la oscuridad férrea,
solo el dolor extenderá sus garras.

En la penumbra solo ciegos nacen,
incapaces de comprender la vida,
revolcándose en su propia miseria,
inocente el pudor en cuerpo y alma,
flagelando al amor que solo sangra
por la frágil pasión que pronto cesa.

El olvido otorga perdones piadosos,
ocultando razones en los rincones,
retazos de honor en cristales rotos,
perdidos en el consuelo del alcohol
y sacrificando las horas de otro día,
sucumben las risas por la tragedia.

Si la tristeza gobierna las ilusiones,
el llanto será solo canto susurrante,
que aborde mi voz en turbia súplica.


Poema: "Esas pobres almas"


Esas pobres almas que rebotan contra un muro de cristal,
esa barrera invisible e impenetrable creada por la injusticia,
que sofoca los sueños y encierra la dulce y absurda ilusión.

La profecía que jamás ha de cumplirse en esta realidad,
que seguirá por siempre sujeta a un vano capricho egoísta,
donde solo desconocidos recogen la mieles del puro placer.

Su interminable secuencia de días que transitan inmutables,
negando cualquier posibilidad de atrapar una fugaz estrella,
que le hace ver su existencia desde la distancia inalcanzable.

Aquellas que pierden la esperanza prisioneras de su condena,
agrietando las duras manos incapaces de acariciar el cielo,
sepultadas en el laberinto sin salida que fue creado por otros.

Esas pobres almas que rebotan si siquiera producir sonidos,
se desintegran en la apatía de los oídos sordos o ausentes,
que golpean hipócritamente sus pechos sin sentirse culpables.

Ellas que desconocen los extraños deseos que los cautivan,
sin comprender la construcción de su destino programado,
en la resignación de creencias que sutilmente los aplacan.

Esa pobres almas que rebotan en preguntas sin repuestas,
que claudican inexorablemente en un silencio dominante,
han de golpear las puertas del cielo con súplicas mudas y ciegas.


MISCELÁNEAS 3



El ser que se regocija de sus propios defectos, debe ser: altamente soberbio, peligrosamente racional o extremadamente loco.

La mejor guarida para el alma herida de un hombre, es el corazón de una buena mujer.

La inteligencia es un bien tan extraño, que creo que es el único elemento que se valora mas en abundancia, que en escasez. Paradójicamente su escasez es enorme...

Solo la ignorancia hace que se ignore lo que se ignora...

La desidia, la aceptación y la resignación son las mejores aliadas de la ignorancia, como la duda, la inteligencia y la curiosidad sus peores enemigas...

Si Dios es el padre del hombre, la ignorancia es la madre de Dios...




"Pensamientos y espíritu"

Mi pobre espíritu se encuentra desorientado, vacilante y confuso, ejerciendo presión sobre mi razón. Someto cada idea a una crítica honesta, pero aun así, con la conformidad de mi raciocinio, mi alma sigue inquieta, sigue dudando de lo que no debería dudar, dudando de mi pensamiento. Pero mi pensamiento es lo más puro de mí, lo más autónomo, ¿por qué ha de dudar mi espíritu? No me confunden ni el misticismo ni las religiosidades, no soy presa de los informadores ni de las voces ajenas que no han de repetirse por mí, solo el eco de mi interior brota en mi voz, en mis letras y a pesar de ello, mi espíritu sigue dudando. ¿Es mi espíritu una réplica de mi razón o es simplemente un deseo natural y absurdo?, una abrumadora conceptualización cognitiva que no me permite liberarme por completo y que contrariamente debiera ser el instrumento lógico de mi liberación, pero está enquistada en mi interior, insolente analogía de dos formas de pensar opuestas, absolutamente contrarias, oposición aferrada de tal manera que solo con mi muerte me dejará, cuando ya nada tenga sentido. Nada tendrá sentido ya que no espero la inmortalidad del texto creado por ideas que surgieron sin orden ni deseo, en la pobreza de mi esfuerzo vano y repetido. Probablemente mi destino sea simplemente ser un eslabón de una larga cadena, esa que es necesaria para sostener una joya y esa joya justifique todos los simples eslabones, espero que así sea. Llego a creer que mi espíritu es una bifurcación de mi pensamiento, que por un camino transitan las ideas y por el otro los sentimientos, solo juntándose de vez en cuando por breves momentos, para luego transitar cada uno el suyo nuevamente. Entonces creo que mi espíritu no responde a mi razón, que solo pertenece a mis sentimientos, por eso se confunde cuando se conectan los caminos. Mi lógica y razón pueden destruir fácil a mi pobre espíritu, será por ello que huye en cuanto puede, se separa y continúa solo con mis sentimientos para sobrevivir, los sentimientos que no pueden ser derrotados por mi lógica y razón, por más que lo intenten. ¿Tendré que continuar lamentando las dudas de mi espíritu por siempre, o tal vez agradecerle la inconformidad que me ha empujado más de una vez a conocer lo desconocido en mí?



Poema: "Si pudiera"



Si pudiera decir lo que siento, me verías reír como un niño
que juega al sol y en las noches, cuando termina la luz y los gritos,
se refugia en tu alma y palpita creyéndote un todo, una caricia.
Que lejos estoy y me arrepiento de ser lo que soy y seguiré siendo,
escondido tras mi muralla inútil e inservible, me conozco.
Si pudiese decir sin los papeles por qué creo en tu voz y en tu risa,
en los pasos que das dentro del cuarto y en los silencios.
Recorro las calles que conocen mi nombre y en la blanca morada,
me busco en otro tiempo entre sombras fugaces y pienso en ti,
recuperando sueños que había olvidado, lo sé, ya no soy aquel.
Si pudiera vestir de colores viejos, de frases suaves como tu piel,
nacer de nuevo sería pecado desconociéndote.
El pasar de los años me trajo un regalo, una flor que no cultive,
una flor distinta en el jardín de mi vida, de perfume nuevo.
Intento retratar tu alma con mis pobres palabras, pero no puedo
y no me consuelo quedando vacío, perdóname.
Cuando llegue el día de partir en mi último viaje, espero que la suerte
me otorgue tu mano apretando la mía, susurrándome un te amo,
y en una forzada sonrisa, espérame, volveré a tu lado.
Mis versos te nombran a cada momento y estás allí, como siempre,
si alargo mi vida en un intento, será para estar contigo un día más.
Perdóname si me equivoco, si desperdicio el tiempo en mi refugio,
es por amor que me desvelo, por verte dormir y estar junto a ti.
No pronuncio palabras desgastadas, prefiero escribir con mi mano,
esa que te conoce y te transita sin pudor, diciéndote todo.


MISCELÁNEAS 2

Las frágiles gotas de agua que caen constantemente sobre una dura piedra, terminan penetrando en ella, claro que no todas serán permeables, algunas pueden pasar siglos sin siquiera humedecerse por dentro. Esto me hace pensar en los humanos, las frágiles gotas de agua se parecen a la sabiduría…

Si la percepción de lo que nos rodea, a través de nuestros sentidos, es la forma empírica de obtener conocimiento, esto me hace pensar que hay muchos humanos que, lamentablemente, carecen de visión, oído, gusto, olfato y tacto.

Hay personas que piensan cual será la mejor muerte y se olvidan que no es importante como se muera, lo importante es como se ha vivido...

La vida es un corto lapso de tiempo entre el nacimiento y la muerte, gracias a que no somos inmortales tenemos el placer de disfrutar cada instante, que es único e irrepetible.

Cuando en la vida acumulas determinada cantidad de años, comprendes que cada decisión que vayas a tomar será importante y que las anteriores ya no importan...